Boletín 4

Estos son los primeros proyectos sociales terminados de la 1ª generación

  • Diana y Sandra han terminado sus proyectos, ¡conócelos!

Febrero 2018

Sandra Hernández y Diana Santis de Nuevo San Juan Chamula, Chiapas, han concluido con éxito sus actividades de sensibilización para desincentivar el alcoholismo y el tabaquismo entre las y los jóvenes de su comunidad.

Desarrollo del proyecto conjunto

A principios de diciembre de 2017 ambas fueron al Colegio de Bachilleres Plantel 109 ubicado en su localidad (de donde ellas recién egresaron) para exponer su proyecto, que plantearon en conjunto, ante las autoridades correspondientes. El director de la escuela les pidió que realizaran un vídeo de su viaje donde contaron toda su aventura en Vancouver y cómo fueron beneficiaras de la Fundación. Lo presentaron a todo el alumnado del COBACH empezando con el 1er semestre.

 

Por el calendario escolar, en las vacaciones de invierno, hicieron un análisis de la problemática en su comunidad, investigaron de sus temas, prepararon una presentación con material audiovisual como imágenes y animes, e hicieron y grabaron entrevistas con jóvenes que han tenido alguna mala experiencia por el consumo del alcohol y el tabaco para apoyar su exposición.

 

Diana y Sandra presentaron su proyecto ante las autoridades de la Escuela Telesecundaria de su localidad, quienes les permitieron dar las pláticas a las y los adolescentes en dos grupos del 3er grado. La directora de esta institución las apoyó dándoles varios espacios para que pudieran exponer los temas por partes: causas (curiosidad, mala relación con los padres, influencia social y evasión de problemas, principalmente) y consecuencias (orgánicas, sociales y, en algunos casos, la muerte).

 

Las jóvenes expusieron sus temas, mostraron el vídeo de su viaje y animaron al alumnado a seguir estudiando ya que la escuela ofrece muchas oportunidades para alcanzar las metas propias. Debido al éxito obtenido, repitieron las actividades para los grupos de 2° grado

Ayuda en el camino

Las autoridades y el profesorado las apoyaron en todo momento con tiempo de grupo, disponibilidad de instalaciones, bocinas, material de apoyo y logística ya que están conscientes que el consumo de alcohol y tabaco es un problema de salud que va aumentando en personas de la comunidad de entre 12 y 15 años y esta era la primera vez que alguien daba un taller contra las adicciones en estas escuelas locales, ofreciendo información nueva a tiempo.

 

En una de sus entrevistas encontraron a un chico que tuvo un accidente automovilístico en el que estuvo a punto de perder la vida y que quiere ayudar a evitar que esto suceda entre las y los jóvenes escribiendo un libro. Sandra y Diana lo invitaron a dar su testimonio personalmente en sus exposiciones.

Su objetivo

A las beneficiarias de la Fundación les interesó fomentar el cuidado del cuerpo entre las y los adolescentes, ya que sus órganos aún están en desarrollo y las consecuencias de estas adicciones tienen una mayor relevancia entre las personas de estas edades; buscaron incentivar otras formas saludables para distraerse, como leer, caminar, nadar y otros deportes. El propósito fue que las y los jóvenes tomen el control de sus propias vidas a través de la toma consciente de decisiones, y, claro, frenar el creciente consumo del alcohol y el tabaco entre las y los menores.

 

Diana comentó: “viajar es una forma para divertirse y al mismo tiempo aprender de muchos, siendo jóvenes o adolescentes tenemos sueños que cumplir y aconsejamos que desde muy temprana edad no se dejen llevar por diversiones que traen malas consecuencias.”

 

Sandra concluyó expresando: “Mi deseo es que cuando regrese de nuevo a mi comunidad, pueda retomar mi proyecto para continuar motivando a los y las jóvenes a seguir adelante y no caer en los vicios.” 

Bitnami